Fortunata Bistro

Fortunata Bistro

 

No hay duda que en Chile cuando se piensa en pasta se piensa en Fortunata, sin  duda como fábrica son muy reconocidos, sus sorrentinos, ravioles, lasañas, quiches, postres y por supuesto sus helados claramente son manjares exquisitos, siendo parte de las marcas predilectas por los habitantes de este país, algo además se terminó de afianzar cuando decidieron abrir un restaurante de la marca, el cual sin dudas ha sido un completo éxito, ya que los elementos con los que preparan los platos son parte de la marca, pero también han explorado nuevas tendencias que han enriquecido los sabores, definitivamente un lugar muy recomendable.

Los productos de la fábrica siempre se caracterizaron por la calidad, además de su preparación artesanal, lo que garantizó durante toda su historia su calidad, su frescura, además de ser pensados para ser muy prácticos para comer en casa. La empresa como tal ha tenido un gran éxito en la elaboración de estos productos, y por supuesto en la comercialización, por lo que cuando decidieron crear un restaurante contaron con algunos elementos a favor, principalmente por el buen nombre y calidad de sus elaboraciones, además de haber planeado y encontrado un estupendo local, y haberlo ambientado de una manera exquisita.

El restaurante está pensando principalmente como una primera apuesta de algo que puede ir expandiendo en la medida en la que el experimento sea un éxito, pero por el momento su local satisface a los comensales de Santiago, sobre todo los que están en la zona del Golf y sus alrededores.

Decidieron que el lugar perfecto para la Fortunata Bistro fiera el subsuelo de la torre Titanium, en donde diseñaron un espacio muy cálido perfecto para ser la sede de este esplendido lugar, siendo además característico por su atención al cliente, por lo que cuando se está en Santiago y se quiere probar una comida italiana de la mejor calidad hay que desplazarse hasta este lugar.

Se han especializado en desayunos y almuerzos, además de tener un pequeño almacén que mantiene el formato original de la marca y en donde se puede comprar cualquiera de los productos que tienen, en cuanto a la carta es sencilla al almuerzo con la posibilidad de elegir entre cualquiera de las pastas y acompañarla con una salsa de la predilección del cliente.

Al llegar esperan a los comensales con un pan fresco y caliente que es realmente maravilloso, el cual puede acompañarse con una mantequilla con hierbas, exquisita, con un claro sabor italiano en esta preparación exclusiva del lugar. Las entradas que han dispuesto están muy bien pensadas y cuentan con los ingredientes típicos de Italia, por lo que es realmente agradable aprovechar esta calidad si por supuesto tenemos debilidad por la gastronomía chilena.

En general las críticas que reciben en las páginas especializadas son muy buenas, destacando siempre la calidad de los ingredientes, el perfecto complemento de sus sabores, tanto en almuerzos como desayunos han realmente creado un espacio de alta cocina, que permita disfrutar a las anchas.

Después los platos principales tienen una apariencia estupenda, además de tener el sello de garantía de los productos de esta fábrica de pastas, por lo que por ejemplo la lasaña, o los ravioles son estupendos, en términos generales se podría decir que cualquier elección va a ser satisfactoria. Las salsas también son parte de esta perfección, por lo que se puede realmente disfrutar de una comida estupenda.

Sobre todo a la hora del almuerzo suele haber bastante movimiento, por lo que a veces puede ser complejo encontrar mesa, aunque es algo completamente entendible en un espacio de comida tan agradable como este.

En cuanto a la oferta de vinos tienen una buena cantidad de ofertas en la carta, por lo que hay gran parte de los mejores exponentes de las principales bodegas chilenas, además de otro tipo de licores que servirán de aperitivo, acompañante o bajante.