Un tatuaje que termina con la fe en la humanidad

Un tatuaje que termina con la fe en la humanidad

 

Es cierto que a veces la humanidad se encarga de mostrar que cada vez somos menos humanos en lo que sería una concepción utópica de la raza, que somos con los años capaces de ser peores de lo que históricamente se ha sido, que no importa los niveles de barbarie que el mundo ha vivido siempre podemos llegar un poco más lejos, en muchos casos los más jóvenes se encargan de cruzar fronteras para bien y para mal delimitan el mundo según la época de la humanidad que le toco vivir, pero es factible declarar que hoy la humanidad está de luto, después del tatuaje que se puso de moda en Mallorca.

Una de las tragedias más difundidas en los últimos años fue la desaparición de Madeleine McCann, una pequeña niña que se encontraba en épocas estivales con sus padres y que desapareció sin dejar ni rastros ni culpables. EL mundo entero se conmovió con la historia, sus padres aparecieron en los principales medios de comunicación del mundo para ayudar a las autoridades en una búsqueda que lleva años y que todavía no da ni el menor resultado. Mientras que las autoridades del mundo y sus familiares no han podido descansar sin saber que pasó realmente con la niña, en Mallorca y en el medio del descontrol de las Baleares en esta época del año han puesto de moda un tatuaje en tono de clara burla a toda esta situación.

En Magaluf se ha puesto de moda en el medio de las borracheras normales de los turistas principalmente ingleses y alemanes tatuarse la frase “yo secuestre a Madeleine McCann”, no solo es macabro como ha sido bautizado en todos los medios de comunicación del mundo, sino que deja una pregunta flotando en el ambiente que tiene que ver con el corazón de las personas que decidieron hacer esto por primera vez y todo el grupo de seres humanos sin corazón que siguieron atrás de ellos, quienes seguramente no se han puesto a pensar que Madeleine podría ser el día de mañana la hija de cualquiera de estos especímenes que en realidad cuesta trabajo encajarlo dentro de alguna especie.

Es que la tendencia es tan decadente que cuesta trabajo explorar aún más la situación, porque cualquiera ha pasado por vacaciones descontroladas y en ese marco cometió errores, en algunos casos más graves que otros, pero de ahí a tatuarse una frase en tono de burla a uno de los casos que más relevancia a tenido a nivel mundial con respecto a la desaparición de un menor de edad. De Madeleine no se supo más, pero está claro que este tipo de acto deshumano al menos sirve para mantenerle viva en el recuerdo, tal vez esta actitud sirva para que no se olvide su foto y esa cara que ha dado la vuelta al mundo no deje de ser buscada, y que si llegara a aparecer los culpables del flagelo que ha vivido paguen ante la justicia por sus crímenes.

Magaluf es conocida por ser la meca del descontrol estival para el Viejo Continente, convocando a cientos de miles de jóvenes que pasan días de fiesta y excesos sin tener que pensar en nada más que como evitar la resaca al día siguiente y por supuesto las enfermedades venéreas. Esto ha sido cuestionado fuertemente y se han hecho cientos de reportajes de los desmanes que en las Baleares suceden, pero de ahí a que en el medio de una borrachera se convierta tendencia este tatuaje es claramente un nuevo límite de decadencia entre los jóvenes.

En ingles el tatuaje dice: “I Stole Madeleine McCann” (Yo secuestré a Madeleine McCann), y no es un caso en particular, es una moda, sobre todo entre los veraneantes ingleses, al menos así ha sido publicado por el diario La Vanguardia, cuyos equipos periodísticos se han encargado de conseguir algunos testimonios, entre otros de los tatuadores, profesión que abre las 24 horas en las Baleares en épocas estivales.

Para los tatuadores y según el mismo reportaje su trabajo es hacer lo que les pidan, no importa ni siquiera el estado de embriaguez del cliente, lo que importa es ganar la plata en esta época a costa del descontrol de los turistas.

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *